En solitario

¿Vienes solo a Metz Métropole? A continuación, te presentamos algunas sugerencias de visitas y excursiones para esta ocasión.

A tu ritmo: los museos

Metz Métropole dispone de numerosos lugares culturales, que puedes visitar a tu propio ritmo en función de tus gustos e intereses. ¿Te gusta la historia, los restos arqueológicos y la Edad Media? En ese caso, ¡el Musée de la Cour está hecho para usted! Si buscas las salas reservadas a la pintura, visita los pisos superiores y las últimas salas del museo. 

¿Eres más de arte moderno y contemporáneo? Entonces, en el Centre Pompidou-Metz te sentirás feliz entre pinturas, esculturas, exhibiciones e instalaciones. El Centre Pompidou-Metz también se celebran regularmente reuniones y conferencias.

¿Un anticipo con miras a una estancia más larga? ¡Súbete al «P’tit train» de Metz!

¿Solo estás de paso y quieres hacer un tour rápido por la ciudad? ¡Móntate en el trenecito eléctrico, abróchate el cinturón y parte para un paseo de una hora por el centro con explicaciones! De la catedral hasta la colina Sainte-Croix, de la place de la République hasta el barrio imperial, desde el Centre Pompidou hasta la Porte des Allemands: un primer descubrimiento, que te despertará tus ganas de regresar para saber más.

El «P’tit train» de Metz: lepetittraindemetz.com

Los paseos por Metz Métropole

En Metz, la cultura y la naturaleza están íntimamente vinculadas. Y, para comprobarlo, te invitamos a que visites alguno de los numerosos parques y jardines situados en el corazón del casco histórico. Jardin des tanneurs, Jardin des plantes médicinales, jardin d’Amour, lac aux cygnes... Todos esos nombres evocadores, que te ofrecen la oportunidad de hacer bonitos descubrimientos. Para disfrutar de largos paseos junto al agua, dirígete al puerto deportivo, el canal de Jouy o el sendero de las murallas. Los paseos a pie o en bicicleta son una actividad muy popular entre los habitantes de Metz. ¿Por qué no lo intentas?

¿Tienes un medio de transporte y deseas alejarte un poco? En Metz Métropole hay muchos senderos para pasear. Seguros y señalizados, te permitirán dirigirte al Mont Saint-Quentin, el Valle del Mosela o incluso a los antiguos pueblos de viticultores del Pays Messin. 

Los paseos en barco

    Si prefieres hacer un pequeño paseo acompañado de un guía original, que te presentará Metz desde la perspectiva de la cultura como de la naturaleza, embárcate en uno de los barcos solares, que recorren el Mosela: un paseo agradable sobre el agua, entre los canales del centro de la ciudad y la isla Saint-Symphorien, amenizado con un tentempié o un picnic previa solicitud. 
  • Solis  
  • GD Vacances  
  • Nautic Boat