Visitar Metz Métropole en medio día

¿Visitas Metz Métropole en medio día? Es todo un desafío, pero no te preocupes, tenemos soluciones para ofrecerte con una combinación de lugares emblemáticos y visitas relajantes. 

Haz un circuito en torno a la catedral de Saint-Etienne

La estrella de esta primera propuesta es la catedral de Saint-Etienne, evidentemente, pero combinada con un descubrimiento panorámico de toda la ciudad, gracias al trenecito eléctrico (cuyo punto de partida está prácticamente delante de su puerta), o bien una excursión de descubrimiento por el río Mosela en un barco impulsado por energía solar, que te mostrará otra cara de la ciudad de Metz.  

          Participar en una visita en trenecito

          Para mezclar cultura y placer, haz una visita en trenecito combinada con una visita al Musée de la Cour d’Or, para viajar a través de las riquezas arqueológicas, históricas, arquitectónicas y artísticas de nuestra ciudad y región, o del Centre Pompidou-Metz, cuyas exposiciones resaltan el carácter internacional de nuestro destino. Si, por el contrario, ya has tenido bastante de cultura y patrimonio, después de la visita en el trenecito, opta por un poco de descubrimiento lúdico con un paseo en barco impulsado por energía solar.

          Idea de relajación: hacer una pausa para comer en el Marché Couvert (solo de martes a sábado).